El efecto de la primera noche: ¿Por qué es tan difícil dormir bien en un lugar desconocido?

July 10, 2018 5:18 pm

Si usted está planeando una vacaciones relajantes, un viaje de negocios o una mudanza, tome en cuenta que la primera noche le será difícil dormir bien y permanecer dormido. A esto se le llama el efecto de la primera noche y aquí le contamos por qué sucede. 

Esa primera noche lejos de casa, de su conocido colchón, del aroma característico de su almohada, suele ser una noche de sueño interrumpido y de mala calidad. La razón no necesariamente esté en el incómodo colchón del hotel, sin en nuestro propio cerebro.

Cuando una persona intenta dormir en un lugar nuevo o desconocido su cerebro entra en modo de alerta. Este fenómeno es conocido como “el efecto de la primera noche”.

 

Qué es el efecto de la primera noche

El efecto de la primera noche fue descubierto en la década de los años 60, cuando se llevaron a cabo los primeros estudios en laboratorios de sueño. Este efecto es el que hace que sean necesarias varias noches en un laboratorio de sueño para obtener resultados, puesto que los datos recolectados en la primera noche se descartan totalmente.

Ahora bien, estudios más recientes encontraron que este estado de alerta del cerebro conduce a un fenómeno extraño, que acerca a los seres humanos a los defines y las aves. Sucede que mientras la mitad del cerebro intenta dormir en ese lugar desconocido, la otra mitad se queda parcialmente despierta para montar guardia. Específicamente, el lado izquierdo del cerebro es el que se niega a descansar.

La consecuencia principal es que las personas despiertan sintiéndose cansadas después de esa primera noche en un entorno desconocido. Y cuando no se duerme bien, aparece la irritabilidad, el mal humor y la disminución del desempeño y productividad.

Si bien los expertos concuerdan que es imposible eliminar el efecto de la primera noche, por más que al día siguiente se tenga una importante presentación de negocios, sí hay algunos pequeños trucos que pueden usarse para disminuir su efecto.

 

Intentando contrarrestar el efecto de la primera noche

  • Lleve su propia almohada: el tacto y sobre todo el olfato juegan un papel fundamental en la percepción de estímulos, aún cuando estamos dormidos. Llevar nuestra almohada, cuyo tacto y olor ya conocemos, puede ayudar a hacer que el cerebro sienta algo de familiaridad y baje la guardia.
  • Hospédese siempre en el mismo hotel o al menos la misma cadena: la familiaridad ayuda a disminuir el efecto de la primera noche. Esto es especialmente recomendados para viajeros frecuentes, como quienes viajan por negocios constantemente.
  • Disminuir los estímulos externos: utilizar un antifaz (en especial si lo usa con regularidad en casa) y tapones para los oídos ayuda a disminuir la entrada de estímulos externos desconocidos. Una alternativa a los tapones de oídos es el uso de una aplicación que genere ruido blanco.
  • Escoja una habitación de hotel que sea parecida a su habitación: cuando no le sea posible encontrar una habitación cuya cama sea parecida a la suya (en cuanto a soporte y sensación de firmeza), puede llevar toda la comodidad de su colchón Tempur a todas partes con un sobrecolchón Tempur Topper Supreme.
  • Relájese: los viajes de negocios suelen ir acompañados de estrés, pero hasta las vacaciones conllevan cierto grado de ansiedad. Estar consciente de ello y hacer ejercicios de relajación, estiramientos y respiración pausada puede resultar sumamente útiles.

 

 

 

Tags: , , ,

Categorised in: , ,

This post was written by TuDescanso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *