Sonambulismo: consejos para manejarlo y mantenerse seguro

January 9, 2017 3:40 pm

En México, 40 millones de personas sufren de algún trastorno del sueño. Entre esta amplia variedad de trastornos hay uno del que se habla poco, el sonambulismo. Aunque no tiene cura, existen maneras de manejarlo, aquí le contamos cómo.

El sonambulismo es un desorden del sueño que se encuentra categorizado dentro de las parasomnias. Básicamente, éstas son trastornos de la conducta que se dan mientras la persona está dormida.

Existen muchas parasomnias, pero el sonambulismo se encuentra junto a los terrores nocturnos dentro de la clasificación de los trastornos al despertar. Aparece en las primeras horas después de dormirse, durante la fase del sueño No REM 3 y 4.

Su prevalencia es mucho más frecuentes en niños, 2 de cada 10 lo manifestarán en algún momento. Sin embargo, a medida que crecen y su ciclo de sueño madura desaparecerá. Tampoco hay ninguna asociación entre el sonambulismo y problemas emocionales o psicológicos.

 

¿Cómo se manifiesta el sonambulismo?

El cine y la televisión han establecido un estereotipo de sonámbulo, una persona en pijama que camina con los ojos cerrados y los brazos extendidos al frente. Aunque la realidad no es exactamente así.

Las personas sonámbulas normalmente se sientan en la cama, hablan, caminan un poco y/o realizan algunas actividades básicas. A pesar de tener los ojos abiertos, aún se encuentran dormidas. La expresión en su rostro puede ser de confusión o aturdimiento. Es posible que hablen solos o que respondan al hablarles, pero lo que digan no tendrá sentido alguno.

Estos episodios duran cerca de 10 minutos, después de lo cual pueden volver a la cama por sí mismos. Si despiertan o son despertados, se sentirán muy confundidos por algunos momentos.

El sonambulismo no es peligroso y la persona que lo padece no recordará nada de lo dicho o hecho al despertar.

 

Cómo manejar el sonambulismo

En principio, el sonambulismo no tiene una cura como tal, así que todo lo que se puede hacer es concentrarse en la prevención. Aquí le damos algunos consejos:

 

Descanse lo suficiente:

El cansancio excesivo aumenta la posibilidad de tener un episodio. El descanso y un saludable patrón de sueño son indispensables para el bienestar general.

Debe considerarse el tratamiento oportuno de cualquier condición que afecte su descanso, como apnea del sueño, ansiedad, dolores crónicos, entre otras.

De igual forma su cama es un factor determinante para obtener un buen descanso, asegúrese que su colchón esté en óptimas condiciones, que le brinde soporte y confort. Adquiera un colchón Tempur para garantizar el mejor de los descansos.

 

Ambiente seguro:

Se debe empezar por despejar los ambientes y pasillos, retirando muebles y otros obstáculos con los que el sonámbulo podría tropezar. Los objetos que puedan ser peligrosos deben mantenerse lejos de su alcance.

Si hay escaleras será necesario instalar una trampa o reja de seguridad. Las puertas y ventanas deben cerrarse con llave para evitar que salga a la calle.

 

No despertarlo:

Si se despierta a un sonámbulo se sentirá muy confundido y en algunos casos sumamente asustado. Lo mejor siempre será guiarle delicadamente de regreso a la cama para que continúe durmiendo.

 

Reducir el estrés:

El estrés y la ansiedad son de los detonantes más conocidos del sonambulismo, tanto en adultos como niños. Debe haber un aprendizaje de técnicas de relajación para mantenerlos a raya.

La meditación y aromaterapia pueden ser muy útiles, pero en casos en los que el estrés sea demasiado, siempre será indicado consultar al médico o psicólogo.

 

Vaciar la vejiga:

Debe limitarse el consumo de líquidos en las horas previas a dormir y siempre hacer un viaje al baño antes de acostarse. Una vejiga llena puede desencadenar un episodio de sonambulismo.


Fuentes:

Tags: , , , ,

Categorised in: , ,

This post was written by TuDescanso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *