Escoger una buena silla ejecutiva para prevenir el síndrome del túnel carpiano

February 8, 2017 3:37 pm

Con el uso generalizado de computadoras, teclados, celulares y tablets, cada día es más común el síndrome del túnel carpiano. Pero una buena silla ejecutiva puede ayudar a prevenirlo y hasta brindar alivio en la etapa de recuperación.

El síndrome del túnel carpiano ocurre cuando se da una presión excesiva en el nervio mediano. Este nervio es el responsable de permitir el movimiento y la sensibilidad en la mano. El nervio mediano llega a la mano desde el brazo, atravesando el túnel carpiano, ubicado en la muñeca, de allí el nombre del síndrome.

Este padecimiento es cada vez más común entre las personas más jóvenes. Se presenta con mayor frecuencia en quienes realizan trabajo intensivo con las manos.

Los factores que pueden detonarlo incluyen el uso de fuerza de agarre repetida y la postura sostenida de la muñeca o constante extensión o flexión. Entre las actividades cotidianas que entran aquí se encuentra el uso del ratón y teclado de la computadora, también la postura sostenida al consultar dispositivos electrónicos.

 

¿Cómo afecta el síndrome del túnel carpiano?

Entre los síntomas se incluye la dificultad y torpeza al agarrar objetos con las manos. Se presenta una sensación de entumecimiento u hormigueos en los dedos y la palma de la mano.

Las personas experimentan dolor en la mano y la muñeca, que en ocasiones puede extenderse hasta el codo. Se ve afectada la motricidad fina y la coordinación de los dedos. Incluso, podría darse debilidad de la mano, impidiendo la capacidad de agarre y terminar en atrofia muscular.

Todo lo anterior significa que la productividad de quien padece el síndrome del túnel carpiano se verá afectada negativamente.

Tal vez le interese leer: 6 claves para escoger una silla ergonómica de oficina

 

¿Cómo puede ayudar una silla ejecutiva?

Para una buena parte de quienes presentan esta dolencia la causa está en el trabajo. Pasan horas escribiendo en el teclado de la computadora y usando el ratón. Disponer su estación de trabajo de forma ergonómica puede ayudarle a prevenir multitud de problemas, incluido este síndrome.

Esto incluye la ubicación del escritorio, el teclado y ratón de la computadora, papelería, herramientas y sí, también la silla ejecutiva que utiliza.

Una posición ergonómicamente favorecedora será que al usar el teclado o ratón, los codos queden ligeramente más arriba. Para esto su silla ejecutiva deberá tener la opción de ajustar la altura.

Los brazos deben estar relajados, de tal forma que cuelguen naturalmente desde los hombros, lo que ayuda a mantener una postura apropiada. Para esto se requiere que la espalda y hombros estén rectos y nunca inclinados hacia adelante. En este caso, su silla ejecutiva debe brindar un soporte óptimo a la espalda completa y los hombros.

Además de todo lo anterior, los antebrazos deben estar paralelos al piso y las muñecas deben conservar su posición natural y no estar pegadas al escritorio. Una silla ejecutiva con reposabrazos es una buena opción aquí.

El brazo y antebrazo deben quedar con un ángulo entre 90 y 120 grados, reduciendo así la presión en la muñeca. Esto puede lograrse acercando o alejando la silla del escritorio, para lo que será necesario que la silla cuente con ruedas.

La silla HugM Pro T-SUPER cumple con todas las características antes mencionadas para prevenir el síndrome del túnel carpiano. Visite nuestras tiendas y compruebe por usted mismo su ergonomía, elegancia y comodidad.

Tags: , ,

Categorised in: , ,

This post was written by TuDescanso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *