Mito: roncar es un problema común pero inofensivo

September 30, 2016 3:59 pm

Los ronquidos son fuentes de bromas y burlas, pueden provocar peleas entre parejas, disminuir en distintos niveles la calidad del descanso y hasta ser un factor de riesgo para la salud. Sin embargo, muchas personas aún creen en el mito que dice que los ronquidos son inofensivos, o peor aún, que quién ronca descansa mejor.

Cerca del 40% de la población ronca, al ser algo tan común las personas se han convencido a sí mismas que es normal y por lo tanto inofensivo. Pero la realidad es que los ronquidos son una señal que indica que algo no anda bien y requiere atención médica.

Los ronquidos solos no alcanzan para diagnosticar una enfermedad, pero sí son síntoma de problemas de salud como apnea del sueño, hipertiroidismo, desviación del tabique nasal, cornetes nasales agrandados, hipertensión arterial, entre otros.

Uno de los factores que más influyen para que las personas ronquen es el sobrepeso. La obesidad hace que los tejidos de la garganta sean más grasosos con tendencia a la inflamación, lo que estrecha las vías respiratorias.

Fumar influye directamente sobre los ronquidos, porque el humo inflama y reseca las mucosas de las vías respiratorias. De igual manera, el alcohol y el cansancio son factores que juegan en contra de los roncadores.

Otra creencia común es que únicamente los hombres roncan, pero las mujeres e incluso los niños también pueden ser roncadores. Esto es porque los ronquidos no dependen del género, sino de la condición de salud de la persona.

Muchas personas se concentran en tratar los ronquidos directamente, cuando en realidad se debe buscar asistencia médica para atender el problema de salud que los provoca en primer lugar y después estos disminuirán o serán más fáciles de eliminar. Lo cierto es que el tratamiento dependerá del problema de salud que se tenga, por lo que el alivio de los ronquidos puede no ser inmediato, provocando dificultades en el descanso.

Por ello, una vez se reciba asistencia médica, puede utilizarse una almohada que permita alinear las vértebras cervicales y mantenga las vías respiratorias despejadas previniendo los ronquidos, como la almohada Tempur® Cervical. Otra opción es evitar dormir sobre la espalda, para lo que la almohada Tempur®-body le puede resultar muy útil.

Tags: , , ,

Categorised in: , ,

This post was written by TuDescanso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *