Meditar para dormir mejor: 3 ideas fáciles de aplicar

December 28, 2016 8:00 am

Todos necesitamos dormir, al estar cansados hasta lo anhelamos. Pero cuando buscamos quedarnos dormidos sin éxito la frustración y ansiedad hacen su desagradable aparición. Es en estos momentos que sirve utilizar la meditación como una herramienta para dormir mejor.

La meditación es una técnica ancestral, utilizada por siglos en el oriente del mundo. Poco a poco ha hecho un largo viaje desde Asia para llegar a México y ganar adeptos, por sus demostrados beneficios para la salud.

Hace algunos años cualquiera podría haberla tildado de charlatanería, con sus cristales y métodos homeopáticos. Pero gracias a la tecnología de los electroencefalogramas y las imágenes por resonancia magnética, se ha logrado comprobar el verdadero funcionamiento de la meditación.

El estudio de esta técnica por parte de la neurociencia, ha resultado en impresionantes hallazgos sobre la relación que hay entre la meditación y la salud. Entre estos se cuenta la mejora de la memoria y concentración, el fortalecimiento del sistema inmune y la disminución en la presión arterial, por mencionar algunos.

 

Cómo la meditación ayuda a dormir mejor

El insomnio no es un problema exclusivamente nocturno, tiene que ver con una gran cantidad de factores como el estilo de vida, el estado emocional, los hábitos alimenticios y el trabajo. Una persona que experimenta fuertes estímulos a lo largo del día, estará más propensa a enfrentarse a dificultades para conciliar el sueño.

Algunos estudios han demostrado que practicar regularmente ciertos ejercicios de meditación ayuda a disminuir los síntomas de insomnio. De igual manera, permite a las personas que no lo padecen, mejorar la calidad de su descanso.

Lo que sucede es que la meditación es más que una técnica de relajación, también produce efectos en el aspecto psicológico de las personas. Por ejemplo, concentrarse en el momento presente y respirar con ciertas técnicas, logra mantener alejadas las preocupaciones y pensamientos intrusivos causantes del estrés y la ansiedad.

Esa misma sensación de bienestar que le permitirá quedarse dormido, también le acompañará durante el día siguiente, inyectándole de actitud positiva. Aquí hay tres técnicas para principiantes que pueden resultare útiles:

 

Contar la respiración

Es una de las técnicas de meditación más sencilla. Como su nombre lo indica se trata de contar las veces que inhalamos.

Mientras nos concentramos en nuestra respiración, el cerebro empieza a sincronizar sus funciones de una forma muy parecida a la que lo hace mientras dormimos. Con esto se le da una especie de patrón de descanso al cerebro, ayudándolo a liberarse de la sobrecarga de información acumulada.

Una vez esté en su cama exhale por la boca. Inhale lentamente mientras cuenta hasta cuatro. Sostenga el aire por cuatro segundos y vuelva a exhalar lentamente por la boca. Repita la secuencia cuatro veces.

A medida que practique esta técnica, puede incrementar poco a poco la cantidad de segundos y repeticiones.

Una idea aún más fácil, simplemente respire lentamente y cuente a medida que inhala y exhala, se quedará dormido sin siquiera saber a qué número llegó.

 

Sugestión hipnótica:

También es conocida como meditación guidada. La meditación y  la hipnosis tienen muchos elementos en común, en especial cuando se trata de hipnosis autoadministrada.

En esta técnica usted escuchará una grabación en la que se le sugiere relajarse y soltarse. Es muy fácil encontrar una amplia variedad de estas grabaciones de forma gratuita en Youtube.

 

Relajación muscular progresiva:

Se trata de tensar y relajar los músculos de una región específica del cuerpo, para luego continuar con otra. Lo importante de esta técnica es que se puede utilizar en cualquier momento del día y seguirá actuando para ayudarle a dormir durante la noche.

Debe tensar los músculos por cinco segundos y luego relajarlos rápidamente. Empiece por la frente, continúe con los ojos y oídos, boca y mandíbula, manos, brazos, hombros, espalda, abdomen, caderas y glúteos, muslos, hasta llegar a los tobillos y pies.

 

Otros elementos a tomar en cuenta

La meditación por si sola puede no funcionar si el entorno no es el adecuado. Lo ideal es practicarlo en un ambiente totalmente oscuro y libre de ruidos.

Sobre todo es indispensable que usted se encuentre cómodo, evite la ropa demasiado ajustada o caliente. Esto aplica también para las sábanas.

Uno de los mejores lugares para meditar y obtener resultados favorables será en su cama. Ésta tiene que contar con un soporte óptimo, ser fresca y brindarle confort.


Fuentes:

Tags: , , , ,

Categorised in: , ,

This post was written by TuDescanso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *