Dormir bien para resolver problemas: otro gran beneficio del descanso

June 13, 2018 4:50 pm

Cuando las personas se enfrentan a una situación difícil o una importante decisión, no es extraño escucharles decir “voy a consultarlo con la almohada”. Aunque no lo crea, ésta es una estrategia que funciona, el dormir bien para resolver problemas. 

El cerebro humano es sorprendente. Mientras dormimos, él sigue trabajando arduamente para mantener todas las funciones vitales, pero también lleva a cabo muchos procesos indispensables para el desarrollo y bienestar.

Al dormir entramos en un ciclo que incluye cuatro distintas fases, con diferentes niveles de profundidad de sueño. En cada una ocurren distintos procesos.

Le recomendamos leer: ¿Qué ocurre en cada una de las fases del sueño?

Por ejemplo, es únicamente durante la etapa REM, la fase de sueño más profundo, en la que se segrega la hormona del crecimiento, indispensable en el desarrollo infantil, pero también para la regeneración celular (para combatir el envejecimiento y producir masa muscular, entre otras cosas).

Otra de las cosas que ocurre mientras dormimos es que la memoria se consolida y la creatividad florece. Esto resulta tan importante, porque la creatividad es la materia prima irremplazable para resolver problemas. 

Si no se duerme bien no hay creatividad, y sin creatividad los problemas no pueden ser resueltos. 

 

Cómo funciona el dormir bien para resolver problemas

Mucho se ha estudiado la forma en que el cerebro procesa mientras dormimos la información que obtuvo a lo largo del día. Penelope Lewis es una de las neurocientíficas que ha dedicado buena parte de su carrera a trabajar dentro de este campo.

Así desarrolló una teoría respecto al proceso de sueño, y cómo son consolidados y procesados los recuerdos e información que se obtienen mientras se está despierto. La clave de cómo resolvemos problemas mientras dormimos está en cómo cada fase del sueño aporta a nuestra experiencia, conocimiento y la conformación de significados.

Durante las etapas de sueño no REM, se construyen marcos de conocimiento general, en donde extraemos conceptos e identificamos patrones, que nos permiten definir reglas dentro de nuestra experiencia. En otras palabras, somos capaces de crear generalidades basándonos en nuestra experiencia.

Durante la etapa de sueño REM, la más profunda, somos capaces de ir más allá de esas reglas que establecen generalidades, llegando a un campo de conclusiones más creativas.

Para la doctora Lewis,  somos capaces de resolver un problema después de una noche de buen descanso, precisamente por la conjugación entre las etapas de sueño no REM y sueño REM, que se suceden durante la noche en ciclos de al rededor de 90 minutos.

El proceso de entrar y salir de cada etapa, nos permite ver cosas que tal vez no habíamos notado al estar despiertos, porque al dormir el cerebro es capaz de meditar sobre un mismo recuerdo desde dos ángulos distintos.

Por supuesto, el enfoque de la doctora Lewis está aún en su etapa teórica, pero la experiencia sugiere que podría estar sobre la pista correcta, puesto que “consultar con la almohada” le funciona muy bien a tantas personas. Ese problema confuso que tenían al dormirse, parece ser un poco más claro al despertarse. Incluso, definir el camino a seguir resulta menos retador tras un buen descanso.

 

Cómo sacar el máximo provecho del sueño para potenciar la creatividad y resolver problemas

La clave se encuentra en lograr transitar por todas las etapas de sueño hasta completar el ciclo (que dura aproximadamente 90 minutos). Mientras más ciclos juntos se logren acumular, mejores serán los resultados. De allí que la calidad del sueño se mida no solamente por la cantidad de horas que se duerme, sino también por la capacidad de que sean ininterrumpidas.

Para lograrlo bien vale la peque contar con una adecuada higiene del sueño, que incluya una rutina de sueño cada noche, como la que recomendamos en la Primera Guía del Descanso.

Es importante también contar con un colchón cómodo, que le mantenga libre de puntos de presión, pero sin comprometer nunca el soporte para que su columna esté alineada en todo momento. En este sentido, los colchones Tempur son una opción ideal que cumple con todos los requisitos necesarios.

De igual forma, su almohada debe adaptarse a la perfección a la postura en la que usted duerme. Si duerme boca arriba, una almohada cervical es su mejor opción, también considere el uso de un cojín debajo de las rodillas para prevenir molestias en caderas y nervios de las piernas.

Si duerme de lado, busque un colchón con una sensación de suavidad mayor y una almohada Tempur Side to Side, así como un cojín separador de piernas para aliviar la presión en caderas y piernas. Por último, si duerme boca abajo, considere la almohada Tempur Ombracio y el uso de una almohada plana para la zona del bajo vientre.

Recuerde que siempre puede visitar nuestras tiendas, donde nuestros asesores estarán en la mejor disposición de guiarle para escoger los productos que mejor se adapten a sus necesidades de descanso. Así usted podrá obtener un sueño profundo y reparador que le ayude a resolver sus problemas.

Tags: , , , ,

Categorised in: , ,

This post was written by TuDescanso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *